Declaración de los Obispos Episcopales de Maryland, Virginia y Washington, DC

31 de marzo del 2020

Queridos Amigos en Cristo:

En este momento, cuando las circunstancias cambian día a día, nosotros los obispos Episcopales de Maryland, Virginia y Washington, DC nos hemos reunido para tratar de compartir nuestro mejor entendimiento con ustedes. Sabemos que estamos mejor juntos durante este tiempo estresante y en todo momento.

Instamos a todos en nuestras congregaciones a cumplir con las órdenes de nuestros líderes cívicos de quedarse en casa. Las órdenes establecen disposiciones para empresas y trabajadores esenciales, y proporcionan pautas obligatorias para individuos y grupos.

Hemos consultado con las oficinas del Gobernador Hogan, el Gobernador Northam y la Alcaldesa Bowser con respecto a la práctica de transmisión en vivo o servicios de grabación en nuestras casas de adoración. Las tres jurisdicciones permiten tales ofrecimiento siempre que:

  • No más de 10 personas deben estar presentes en persona para cualquier servicio.
  • Los participantes deben ser personas que no corren un alto riesgo de contraer el coronavirus. Estamos especialmente preocupados por nuestro clero mayores de 60, dedicados a sus congregaciones, pueden correr riesgos. Instamos a los ancianos y a aquellos con problemas de salud a ejercer sabiduría y prudencia.
  • Se mantiene una distancia física de seis pies (2 metros) o más en todo momento, con las manos lavadas y las superficies de trabajo limpias y desinfectadas.

Dentro de estos parámetros, las iglesias Episcopales dentro de nuestras diócesis pueden ofrecer servicios en vivo o grabados desde los edificios de nuestras iglesias. Este permiso no se extiende a ninguna otra reunión en los edificios o terrenos de nuestras iglesias, que no sea reuniones de trabajo y sólo por un número limitado de empleados de la iglesia, sólo los necesarios para los servicios administrativos que no se pueden realizar de forma remota. Estas personas deben observar rigurosamente las prácticas de seguridad obligatorias.

Apoyamos completamente al clero y a los líderes laicos apropiados que eligen transmitir en vivo o grabar el servicio de adoración desde sus hogares. En este momento, cuando las visitas a hospitales y otras instalaciones son limitadas, le recomendamos que ofrezcan cuidado pastoral a las personas en esas instalaciones por teléfono u otros medios electrónicos.

En caso de que se requieran pautas más estrictas en el futuro, nos ajustaremos como corresponde. Por ahora, planifiquemos nuestras celebraciones de Semana Santa y Pascua de Resurrección con la seguridad de la presencia de Cristo con nosotros y con la certeza y la esperanza en la resurrección.

La Reverendísima Mariann Edgar Budde
Obispa
Diócesis Episcopal de Washington

El Reverendísimo Mark Bourlakas
Obispo
Diócesis Episcopal del Suroeste de Virginia

La Reverendísima Jennifer Brooke-Davidson
Obispa Asistente
Diócesis Episcopal de Virginia

La Reverendísima Susan E. Goff
Obispa Sufragáneo y Autoridad Eclesiástica
Diócesis Episcopal de Virginia

La Reverendísima Susan Haynes
Obispa
Diócesis Episcopal del Sur de Virginia

El Reverendísimo Robert Ihloff
Obispo Asistente
Diócesis Episcopal de Maryland

La Reverendísima Chilton Knudsen
Obispa Asistente
Diócesis Episcopal de Washington

El Reverendísimo Santosh Marray
Obispo
Diócesis Episcopal de Easton

El Reverendísimo Eugene Sutton
Obispo
Diócesis Episcopal de Maryland